Concentración por la estela 08/06/2008

20080608_0120080608_0220080608_0320080608_04

Más fotos aquí

“Que no tenemos el cuerpo hecho a las cornadas, está gritando el dossier que tienes en las manos. Por desgracia, las crónicas de sucesos, las contabilidades y los dossier, son siempre a toro pasado. Tanto peor para quien va delante. A partir de ahí, y en los últimos 40 años de toreo, nunca los matadores estuvieron más cerca de conseguir tantos trofeos en una sola tarde. Fue al final, como quien regala un toro porque lo piden media docena de aficionados con pancarta.”

“Las Peñas, bastante alma y mucha vida de los Sanfermines, teníamos algo que decir sobre lo sucedido. Por separado, como preparamos cada año el rito de estas fiestas extrañamente sagradas e infinitamente ultrajadas.”

Este año todo quedó en el aire: los preparativos, las plazas de hotel, los pañuelos, los gritos de la gente. Bueno, casi todos. Porque a los heridos les puede el corazón más que el aire. Por eso caen. Algunos definitivamente, como el amigo Germán, con el viento de cara soplando a ráfagas.”

Con estas palabras comenzaba el dossier que las Peñas elaboraron a raíz de los terribles sucesos de los Sanfermines del 78. Estas palabras escritas por la Comisión de Peñas hace 30 años son la carta de presentación del sentir de las Peñas entonces, y hoy, 30 años más tarde, las seguimos haciendo nuestras.

En esas fechas se vivían momentos convulsos en el panorama socio político del estado español: Después de la muerte de Franco, el Pueblo se revelaba contra la falta de libertades y salía a la calle para pedir un cambio. No desvelamos nada nuevo si decimos que Sanfermines del 78 fue una llamada al orden, algo orquestado, preparado en base a un criminal guión y ejecutado con toda la sangre fría en Iruña que fue el laboratorio utilizado para dar un escarmiento ejemplar y así abortar las ansías de libertad en todo el Estado.

Se reventaron las Fiestas, se masacró a todo un Pueblo, detuvieron a muchos, hirieron a más, y asesinaron a Germán…Ejemplar escarmiento desde luego…. Tan graves fueron los hechos que prácticamente todos los partidos políticos de entonces denunciaron la salvajada cometida, ante la mentira de la versión oficial. Se recibieron muestras de solidaridad de todo el Estado, y en una de las protestas cayó asesinado en Donostia Joseba Barandiarán.

Después, con el paso de los años y desde el poder político se ha querido silenciar la verdad y se ha intentado que olvidemos lo que pasó, hasta nos arrebataron la estela de Germán, el monolito que levantó el Pueblo precisamente para no olvidar. Pero no han logrado sus objetivos: el Pueblo de Iruña no ha olvidado, y además, entre todos y todas hemos conseguido que la estela sea repuesta a su legítimo lugar, este donde nos encontramos y donde cayó Germán.

Las Peñas de Iruña llevamos treinta años recordando, treinta años en los que el 08 de julio salimos juntas de la Plaza de Toros, reivindicando de forma pacífica y en un grito silencioso nuestro derecho a recordar, porque estos hechos forman parte de la memoria de un Pueblo, y no es justo arrancarlos como si nunca hubieran sucedido.

Después de 30 años no hay culpables, no existen condenas y quieren aparentar que aquello no ocurrió, y que no fue otra cosa que un mal sueño colectivo que tuvo, de manera simultanea, toda una Ciudad cuyo único delito era celebrar sus Fiestas. Pero este Pueblo sabe, y las Peñas sabemos, que aquello fue real, y que fue real la orden de la Policía que mucha gente oyó: ”¡Tirad con todas las energías y lo más fuerte que podáis¡”. “¡No os importe matar¡. Y cumplieron las órdenes: masacraron y mataron…… Como van a hacernos creer que aquello no ocurrió. Y si olvidamos les damos la razón. Tenemos que preservar la memoria histórica de nuestro Pueblo y recordar para que nunca vuelva a ocurrir y para que nadie se atreva a nunca a repetir algo semejante.

Para terminar, recogemos las últimas palabras que la Comisión de Peñas escribía en el dossier que elaboró en el 78 sobre estos sucesos:

“Hay una cosa cierta: el esclarecimiento de los hechos es una labor de todos. La petición de justicia debe ser un deseo de todos. Los jueces, cuando llegue el momento, deberán determinar las responsabilidades. El recuerdo de recientes épocas pasadas en las que parte del poder judicial estaba sometido a la normativa del “ordeno y mando” debe quedar definitivamente zanjado. Este es el momento de demostrarnos si de verdad la Democracia es algo más que una aventura en un tuvo de ensayo; es decir, si el poder judicial tiene la suficiente independencia para actuar al margen de los intereses de cualquier grupo político, aunque sea el de la mayoría. Este es el gran dilema. Ahí es nada la Democracia. Nosotros creemos en la Democracia y en la Justicia”.

Estas palabras escritas por la Comisión de Peñas hace treinta años podían ser escritas en este momento, y por eso las Peñas del 2008 las suscribimos y las hacemos nuestras, entonces y ahora seguimos gritando:

CASTIGO A LOS CULPABLES!!!
GERMAN, JOSEBA GOGOAN ZAITUZTEGU!!!
HERRIAK EZ DU BARKATUKO!!!

Tagged with: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*