Carta abierta al señor Torrens

Ramón Contreras López. Miembro de la Iniciativa Sanfermines 78: Gogoan!

El pasado día 2 estuve presente en el pleno municipal del Ayuntamiento de Iruñea para intervenir, en nombre de la Iniciativa Sanfermines 78: Gogoan!, en defensa de la moción presentada proponiendo la creación de una Comisión Municipal de la Verdad en relación con aquellos acontecimientos. Sabido es que la propuesta no prosperó debido a los votos en contra de los grupos municipales de UPN y PSN. Cuando se presenta una moción, como cualquier otra propuesta, cada grupo puede votar a favor, en contra o abstenerse. Cada cual vota en consonancia con sus ideas y planteamientos políticos. Así es y así debe aceptarse. Pero lo que no resulta de recibo son las descalificaciones y falsedades que el señor Torrens vertió contra este colectivo en defensa del voto en contra de su grupo municipal. Y como no pude contestarle en el pleno, lo hago a través de esta carta y de forma resumida.

En primer lugar, el señor Torrens arremetió contra el mensajero para intentar descalificar el mensaje. Así, afirmó que “el recuerdo de Germán Rodríguez ha sido apropiado y fagocitado por el nacionalismo radical”. Hasta se permitió decir que “Germán ha sido una doble víctima: de la policía en 1978 y de quienes han secuestrado su memoria posteriormente”. Estas afirmaciones realizadas sin mayor fundamento ni explicación constituyen un insulto a quienes desde hace 31 años venimos movilizándonos por mantener la memoria y conseguir la justicia y reparación por aquellos sucesos.

La Iniciativa Sanfermines 78: Gogoan! carece de adscripción política alguna y es un colectivo abierto y plural que recoge a gente, como es mi caso, que venimos batallando por este tema desde el mismo día del funeral. Primero como camaradas de LKI; luego como amigos y antiguos camaradas; más tarde como Hilarria durante cerca de dos años manteniendo la presencia en la calle reivindicando la reposición de la estela y ahora como Sanfermines 78: Gogoan!, reclamando la verdad, justicia y reparación. Y lo hacemos sin exclusiones, con un trabajo abierto y unitario, contando con el apoyo de muchos otros colectivos (más de sesenta); y en momentos puntuales, con el respaldo de 80 profesionales del derecho, o 45 historiadores… Por ello las afirmaciones del señor Torrens nos parecen totalmente fuera de lugar, que responden más a una actitud política de colocar el letrero de izquierda abertzale a todo aquello que no entre en los cánones de lo que él considera políticamente correcto que a una realidad.

En segundo lugar, afirmó que “la verdad, justicia y reparación nunca vendrán de la mano de los abertzales”. Lo que está demostrado es que en estos 31 años, es que ni con UPN, ni el PSN, ni el PP, ni el PSOE se haya logrado nada en estos objetivos. Eso si que está constatado frente a su afirmación desprovista de todo contenido real.

Creo que hubiese sido más honrado el haber defendido la negativa a crear una Comisión del Verdad, no porque la izquierda abertzale pretenda seguir manipulando, “ahora con dinero público” (como dijo), sino porque los sucesos de julio de 1978, incluida la muerte de Germán, los heridos, la paralización de la fiesta, fueron simplemente, como argumentó, “una desproporción policial”, y para esto, evidentemente, no hace falta comisión alguna.

Quedan otras cuestiones en el tintero, como el preámbulo que usted hizo de la historia de la LKI que, para una persona que militó en dicho partido desde sus orígenes, me pareció carente de rigor, propio de alguien que nunca transitó por esos espacios.

Publicado en Diario de Noticias

Tagged with: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*