Volvemos a tener placa


Una, dos, tres, cuatro veces rompieron, dinamitaron, robaron y pintaron la estela de Germán, y otras tantas la repusimos y limpiamos. Y allí sigue ahora, erguida, sin que hayan podido con ella.

Una, dos, tres veces en menos de un mes han robado la placa de esta escultura Gogoan; han roto y sustraído el cartel provisional colocado, y otras tantas veces la hemos repuesto.

Quieren borrar el recuerdo y denuncia por la agresión criminal padecida por nuestra ciudad aquel 8 de julio de 1978. No es difícil percibir quiénes están detrás de todo esto. Son los herederos de los cuneteros del 36, de los cuarenta años de franquismo, del “¡No os importe matar!” de aquellos sanfermines. La estela de Germán y la escultura Gogoan siguen señalándoles con su dedo acusador. Por eso quieren extirpar estos recuerdos de nuestra ciudad. Pero no lo conseguirán, porque nunca cejaremos en nuestro empeño.

Agradecemos vivamente vuestra presencia aquí, porque eso quiere decir que la memoria y la denuncia por aquellos hechos sigue viva. Os deseamos también que, al igual que sucedió con los sanfermines txiki de 1978, disfrutéis de estas fiestas a tope.

Agradecemos por último al Departamento de Relaciones Ciudadanas del Gobierno de Navarra que, cumpliendo con su obligación, haya colocado ahora una nueva placa, similar a la de la estela de Germán. Esperamos así que nada de lo ocurrido vuelva a pasar de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*