El ayuntamiento de Iruñea rechaza crear una comisión de la verdad

INTERVENCIÓN EN DEFENSA DE LA MOCIÓN PRESENTADA EN EL PLENO MUNICIPAL DE IRUÑEA (2 de julio de 2009)

Permítanme que me presente, soy Ramón Contreras, y represento a la Iniciativa Popular Sanfermines 78: Gogoan!.

En primer lugar quiero agradecer la posibilidad que nos brindan de intervenir en este pleno sobre la moción por la que se propone la creación de una Comisión de la Verdad sobre los sanfermines de 1978.

La moción que se presenta a la consideración de este Pleno hace referencia a unos trágicos hechos acontecidos el 8 de julio de 1978, propiciados por la violenta intervención policial en el corazón de las fiestas, disparando en el espacio que transcurrió entre las 21:00 horas del día 8 a las 6:30 horas del día siguiente, más de 5.000 pelotas de goma, unos 1.000 botes de humo; 1.000 botes de gases lacrimógenos; 100 proyectiles de 9 mm parabellum, 50 proyectiles de 9 mm corto. Causando cerca de 200 heridos, 11 de ellos por bala y un muerto así como la paralización de las fiestas de San Fermín.

Hecho de similares características, aunque en un contexto distinto, fue la intervención policial en Vitoria en marzo de 1976, con resultado de cinco muertos y 47 de heridos. Y traigo a colación los sucesos de Vitoria por la proximidad geográfica y en el tiempo. Y por que la actitud que han mantenido aquellas instituciones, puede constituir de alguna forma alguna referencia, como más adelante explicaré.

Si los hechos de julio de 1978 en Iruñea constituyeron una autentica barbaridad, no menos grave es la constatación del silencio y la impunidad que han seguido a aquellos sucesos durante estos 31 años transcurridos. Nadie ha sido juzgado, no se han depurado las responsabilidades políticas, ni tan siquiera se han esclarecido las implicaciones de los diversos estamentos estatales.

Fue tal el “schok” que sufrió la ciudad, que el silencio como formula para olvidar y para no recordar ha sido la reacción traumática a todo aquello. Sobre todo en las instituciones. Pero esta actitud ni se puede, ni se debe mantener.

Ha sido una parte nada desdeñable del movimiento social y popular (con la presencia de las peñas, más de cincuenta colectivos, ochenta profesionales del derecho, cuarenta y cinco historiadores….y personas individuales), los que han venido manteniendo a los largo de estos años, la reclamación de memoria, justicia y reparación. Y lo han hecho desde el principio con la creación y el posterior empeño de mantener la estela de Germán.

Es el momento de que las instituciones rompan con el silencio y den un paso hacia delante en el reconocimiento oficial de aquellos sucesos. De aquí la propuesta de creación de una Comisión de la Verdad sobre los sanfermines de 1978.

Esta propuesta no resulta algo extraño, ni extravagante para una institución. Así el Ayuntamiento de Vitoria aprobó el 19 de septiembre de 2003, una moción de condena, anteriormente, en el año 2000, se había inaugurado la plaza del 3 de marzo. Por su parte, el Parlamento Vasco aprobó en el año 2006 una proposición no de ley acerca del reconocimiento de los hechos y de las victimas.

Respecto a Manuel José García Caparrós, joven malagueño muerto por disparos de la policía armada el 4 de diciembre de 1977, el Ayuntamiento de Málaga el 16 de noviembre de 1995 le puso su nombre a una calle, y la Diputación Provincial le ha nombrado el pasado 20 de abril Hijo Predilecto.

Así pues no debería resultar extraño a la práctica municipal de este Ayuntamiento la propuesta de creación de una Comisión de la Verdad en relación con sanfermines de 1978. Es más, muchos ciudadanos y ciudadanas se preguntan por qué ante hechos similares en otros sitios las instituciones actúan de una forma que aquí no se da.

Dos cuestiones consideramos esenciales en esta propuesta y así lo reseñamos:

Su objetivo: Establecer los hechos, desarrollos y consecuencias, avanzar en la memoria, la justicia y la reparación. Para ello deberá proceder a una labor de recopilación de documentación e información, recabar testimonios…

Su método: La Comisión de la Verdad se plantea como una comisión municipal abierta a la participación ciudadana.

La iniciativa que represento recoge el esfuerzo de estos treinta y un años por mantener viva la memoria de aquellos sucesos, y las reivindicaciones de justicia y reparación. Estamos orgullosos de ello. Tenemos una visión y un camino recorrido en esta lucha. Pero no queremos imponer nada a nadie. Ni consideramos como absoluta nuestra visión de los hechos Estamos dispuestos a contrastar nuestra percepción, nuestros análisis…, con otras visiones y sensibilidades. Por eso no prejuzgados ni predeterminamos conclusiones de esta Comisión. La planteamos como un lugar de encuentro y reflexión, donde puedan estar presentes todas las experiencias, visiones de aquellos acontecimientos, y donde se pueda dialogar y realizar un trabajo conjunto.

Solo pedimos de esta corporación un gesto positivo, una declaración de intenciones para avanzar en ese reconocimiento oficial y en el trabajo por la recuperación de la dignidad de esta ciudad ultrajada en aquella fecha. Si este paso en positivo se da, quedan tareas por realizar, un camino que podemos recorrer de forma conjunta.

Esta misma semana la Directora de la Oficina de Atención a las Victimas del Gobierno Vasco, Maixabel Lasa, ha afirmado “que se abre un nuevo tiempo para el reconocimiento de todas las victimas de la violencia terrorista”. Recogemos estas palabras y afirmamos que en Iruña en el año 1978 hubo victimas de la violencia, nunca reconocidas como tales, y nunca resarcidas, además de Germán Rodríguez que perdió la vida, y además de los heridos, fue la propia ciudad la que fue agredida y violentada.

Para avanzar en la superación de estas situaciones y sus consecuencias no existe mas camino que avanzar en la verdad, o memoria, la justicia y la reparación. Eso aquí, en Iruñea, en la Comunidad Autónoma Vasca, en Andalucia, en China en relación a la matanza de Tiananmen o en Méjico con la represión estudiantil en la Plaza de las tres culturas.

No creemos que pueda darse ningún impedimento político para estar de acuerdo con esta propuesta. Tampoco deberían existir impedimentos administrativos. La autonomía municipal para regular el propio funcionamiento de esta comisión permite su existencia, al igual que la configuración de la participación ciudadana como un derecho legal.

Por todo ello presentamos esta moción que esperamos sea tenida en consideración. Y que estamos seguros que se verá enriquecida por las aportaciones de los grupos municipales.

Muchas gracias por su atención.

LA MOCIÓN
texto completo del documento presentado por Sanfermines 78 gogoan.

CRÓNICAS DEL PLENO
Diario de noticias, Diario de Navarra, Gara.

OPINIÓN
La verdad de los Sanfermines del 78
Txema Mauleón [Concejal de Nafarroa Bai y miembro de Batzarre]

Carta abierta al señor Torrens (concejal de PSN)
Ramón Contreras [Sanfermines 78 gogoan]

Tagged with: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*