Las otras víctimas de la transición


La Transición no fue algo que sucedió solo en los pasillos y reuniones donde los distintos partidos llegaban a acuerdos políticos. En la calle supuso soportar los últimos coletazos criminales del franquismo y los primeros del nuevo Régimen que se abría paso. A reflexionar sobre aquellos hechos están dedicados estos dos documentales y la exposición que ahora realiza SF-78: “Las otras víctimas de la Transición.

22 de noviembre – 19:00 – Condestable (Mayor, 2)

REPRESIÓN IMPUNE EN ANDALUCÍA: GARCÍA CAPARRÓS
Con Joaquín Recio (Sevilla), co-guionista y productor.

Proyección del documental “García Caparrós, memoria de nuestra lucha”
Andalucia, 4 de diciembre de 1977, dos millones de manifestantes tomaron las calles reivindicando la autonomía plena. A pesar de que el partido gobernante, la UCD, también convocaba, hubo palos, carreras, detenciones y sangre. Asesinaron a Manuel José García Caparrós, un joven de 18 años, trabajador de Cervezas Victoria y militante de CC.OO.

23 de noviembre – 19:00 – Condestable (Mayor, 2)

LAS CLOACAS DEL ESTADO Y LA ULTRADERECHA: YOLANDA GONZALEZ
Con José Luis Mateos (Madrid), de la Fundación Andreu Nin, Enrique del Olmo (Madrid), ex-secretrario del PST, y Josu Chueca (Iruñea), historiador.

Proyección del documental “Yolanda en el país de lxs estudiantes”
La historia de la joven Yolanda González Martín, vecina de Deustu secuestrada y asesinada a tiros por la ultraderecha en Madrid, el 1 de febrero de 1980, por el simple hecho de ser vasca y de izquierdas.

24 de noviembre – 19:00 – Condestable (Mayor, 2)

NOMBRES PARA RECORDAR, LAS OTRAS VÍCTIMAS DE EUSKAL HERRIA
Con Joseba Zabalza (Iruñea), fotógrafo.

Presentación del libro “Nombres para recordar – gogoan hartzeko izenak”
Un trabajo en torno a las víctimas silenciadas del conflicto armado y político que se ha vivido en Euskal Herria. Su autor no es un escritor sino un fotógrafo y la imagen es lo principal. Familiares de víctimas del conflicto político regresan al lugar de la muerte: Madres, hermanas, hijas, sobrinas… Allí, en el mismo sitio donde ocurrió todo, todos ellos aparecen en las fotografías, como testigos mudos del espíritu de las víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*