¡La placa sustraida de la escultura Gogoan debe reponerse ya!

Entre los días 22 al 25 de julio de 2019, fue sustraída la placa colocada a los pies del monumento Gogoan. La placa con la leyenda «En recuerdo a las víctimas de la agresión policial padecida durante los Sanfermines de 1978. 1978ko Sanferminetan pairatutako polizia erasoaren biktimen oroipenean», junto a la escultura y la estela de Germán Rodríguez, están inscritas desde el 19 de julio de 2019 como lugares de Memoria Histórica de Navarra, en el registro que a tal efecto se creó por la Ley Foral 29/2018 del 26 de diciembre. Que en su artículo 10 asigna al Gobierno de Navarra su conservación, protección y mantenimiento.

La reacción fue inmediata: el día 27 de julio nos concentramos en la intersección de las avenidas de Carlos III y Roncesvalles, para mostrar el rechazo y repulsa a la miserable sustracción de la placa. En ese acto se colocó de forma provisional un cartel con la misma leyenda que contenía la placa y se exigió de las instituciones su inmediata reposición.

El pasado 13 de agosto tuvo lugar una nueva agresión, el cartel provisional apareció roto y con excrementos de perro.

La Comisión Permanente del Parlamento de Navarra y la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Iruñea en dos ocasiones, así como la Federación de Peñas, han aprobado declaraciones denunciando la agresión a un lugar especialmente protegido por su contribución a una cultura de paz, de convivencia y transmisión de la memoria. Igualmente, los acuerdos reclaman de las instituciones implicadas la adopción de las medidas oportunas para esclarecer lo sucedido y aplicar las medidas pertinentes a los autores de este ataque

Los autores de la sustracción de la placa y del ataque al cartel que la sustituyó buscan, con esas ruines acciones, silenciar lo que sucedió, que no se conozca y, sobre todo, que no se transmita. Intentan tapar la verdad y la falta de justicia por aquella agresión con el silencio y el olvido.

La estela de Germán y el monumento Gogoan, además de testimonios de aquel ataque generalizado dirigido contra una población en plenas fiestas, son también expresiones de la lucha y resistencia social contra la represión y la impunidad. Son símbolos de la movilización popular por conseguir un mundo más justo, libre y democrático. Son la expresión de las ansias de libertad de un pueblo que sigue, a través de su memoria, movilizándose contra la represión y la barbarie cometidas por el Estado.

Por eso no podemos tolerar ni permanecer impasibles ante los intentos de romper y acallar nuestros gritos de verdad, nuestras exigencias de justicia, nuestras demandas de reparación y de garantías de no repetición.

Reclamamos la inmediata reposición de la placa sustraída; requerimos la implicación de las instituciones en el cumplimiento de la Ley de Lugares de la Memoria Histórica de Navarra; demandamos una investigación seria para esclarecer y desenmascarar a los culpables a fin de que no ocurra lo sucedido en distintas ocasiones con la estela de Germán, que fue destruida a mazazos y con explosivos, sin que nunca se haya sabido de la realización de investigación policial alguna al respecto ni, por supuesto, de la identificación de sus autores.

Las instituciones deben estar a la altura de las declaraciones y de las intenciones manifestadas: la placa debe reponerse sin más dilaciones.

Sanfermines-78: gogoan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*